Antonia Martín: “Es deber de la Administración defender a la ciudadanía de los abusos de las entidades bancarias con las tarjetas revolving”

El Pleno del Parlament ha aprobado este martes una iniciativa de Unidas Podemos para proteger a los consumidores y consumidoras de las posibles cláusulas abusivas en el pago a plazos e intereses de las tarjetas revolvingAntonia Martín, diputada de la formación y defensora de la iniciativa, ha explicado que “es deber de la Administración defender a la ciudadanía de los abusos de las entidades bancarias con las tarjetas revolving“.

Martín ha explicado que “hablamos de consumo, de derechos de la ciudadanía y de cómo la Administración los tiene que proteger. Desde el Govern, concretamente, desde la Dirección General de Consumo, se está haciendo un gran trabajo para defender a la ciudadanía frente a las empresas que abusan, como las eléctricas, las empresas telefónicas y las aerolíneas. A nuestro Director General de Consumo, Félix Alonso, no le ha temblado la mano en ser pioneros abriendo expedientes a grandes empresas que habían recibido una serie de quejas por parte de la ciudadanía. Aquí hemos abierto los primeros expedientes a aerolíneas enviándole así un mensaje: el Govern defenderá los derechos de la ciudadanía hasta el final acorde con la Ley, como no podía ser de otra manera“. 

En el ámbito de las entidades bancarias tenemos que defender a las personas que usan todo tipo de servicios bancarios“, ha defendido Martín. “Hay una serie de cláusulas que pueden ser abusivas y nos tenemos que adelantar a ellas proporcionando información específica, la gente tiene que saber qué firma y a qué dice que sí. Tenemos que tener en cuenta que muchas veces se trata de personas mayores o personas con un nivel formativo que no les permite entender las cláusulas que les ponen delante”, ha añadido.

En ese sentido, Martín ha recordado que “las tarjetas revolving permiten utilizar un dinero a crédito que se puede pagar a plazos y ahí está el problema, que se tienen que conocer las condiciones, cómo se amortizará la deuda y cuáles serán los intereses“. Por eso, ha explicado que “estas cuotas mensuales a veces pueden aumentar el pago que queda pendiente. Los intereses no son pequeños, habitualmente pueden llegar hasta el 24 o 27%. Estamos hablando de unos intereses que ya se han cualificado como usura. Hablamos de personas que usan estas tarjetas y que no saben que se les aplicará este interés”.