6 d'octubre

Aprobada una iniciativa de Unidas Podemos para realizar un estudio independiente sobre las consecuencias del Tratado de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea

La Comisión de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Parlament ha aprobado una iniciativa de Unidas Podemos que insta al Gobierno de España a realizar un estudio independiente sobre las consecuencias del Tratado de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea. Pablo Jiménez,diputado de la formación e impulsor de la iniciativa, ha afirmado en ese sentido que “este acuerdo no tendría una repercusión positiva sobre la economía española y mucho menos en la balear, podríamos estar hablando incluso de un impacto negativo“.

La formación pide evaluar el impacto de este tratado en la agricultura, la ganadería, el medio ambiente, el bienestar animal y las consecuencias que tendría sobre la economía y la sociedad en su conjunto. Jiménez ha alertado de que “este acuerdo profundiza la profundiza la especialización primaria de los países del Mercosur en detrimento de una diversificación económica que les es muy necesaria y de la preservación de los grandes ecosistemas biodiversos que son vitales para el clima mundial“.

En ese sentido, el diputado ha afirmado que “estamos ante un acuerdo asimétrico que reproduce el modelo habitual entre países del norte y países del sur. Materias primas a cambio de tecnología y maquinaria. Lo que algunos denominan modelo neocolonial de acaparamiento de recursos, en detrimento de la diversidad, de la autonomía y de la resiliencia de las economías locales. La liberalización de las relaciones comerciales entre la UE y el Mercosur a la que conduciría la firma del tratado comercial no tendría una repercusión positiva sobre la economía española y mucho menos en la balear. Un estudio de UGT incluso habla de impacto negativo sobre el PIB y a la destrucción neta de empleo, entre 1.000 y 4.000 puestos de trabajo, siendo las actividades del sector primario y la industria de la alimentación las más afectadas”.

“España y Baleares sobre todo no tienen nada que ganar con este acuerdo. Desde la entrada en la UE el sector industrial ha ido perdiendo peso, quedando en una situación secundaria con respecto a otros países de la UE, por lo que nuestro papel exportador queda reducido prácticamente al sector primario, donde partimos en situación de desventaja al ser las condiciones de producción, desde el punto de vista social y ambiental, mucho más exigentes que las de los países latinoamericanos“, ha argumentado Jiménez.

El diputado de Unidas Podemos ha afirmado que “debemos tener en cuenta que la UE liberalizará el 92% de sus importaciones del Mercosur a lo largo de un periodo de duración de hasta 10 años de transición. Algunos productos se considerarán sensibles, en sectores que sufrirán muy negativamente el impacto de la entrada en vigor de este tratado comercial, entre ellos el vacuno, el pollo, el porcino, los productos lácteos y la miel. Y ahí Baleares puede sufrir un impacto severo en el sector primario“.

En Menorca, en concreto el sector lácteo con la producción de quesos y el vacuno pueden tener dificultades ante la entrada de productos más baratos como ya ocurriera con otros tratados comerciales como el CETA o con el proyectado y nunca firmado TTIP. En Mallorca, la producción de miel, ya muy tocada por la importación barata de otros países, recibiría otro golpe duro“, ha alertado Jiménez. Por ese motivo, la iniciativa aprobada pide al Gobierno de España comprometerse a consultar al conjunto de Comunidades Autónomas respecto a su posición sobre el acuerdo y a informar al Congreso de los Diputados sobre el contenido de las revisiones técnicas y legales a las cuales está sometido el acuerdo, además de evaluar la coherencia del acuerdo con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.