El Parlament aprueba la iniciativa de Unidas Podemos para reducir el número de casas de apuestas en Baleares

El Parlament de les Illes Balears ha aprobado este jueves en la Comisión de Economía una Proposición no de Ley (PNL) de Unidas Podemos para frenar la proliferación de las casas de apuestas. Alejandro López, portavoz de la formación, ha defendido que “como sociedad aquí en Baleares, y sobre todo a nivel político, tenemos que hacer un esfuerzo para frenar las casas de apuestas y que el impacto negativo sea menorQue los sectores más vulnerables y nuestros jóvenes no se vean abocados a una vida de adicción“.

López ha criticado que “lo que busca esta industria es cómo conseguir que la persona que juega quiera engancharse para seguir jugando. […] Además, vemos cómo estratégicamente abren casas de apuesta donde hay sectores más vulnerables o jóvenes”.

La PNL insta al Govern a establecer mayor distancia entre casas de apuestas y cualquier espacio de uso frecuente de menores, que por cada nueva licencia se tengan que dar tres de baja definitiva y a limitar la publicidad, así como la posibilidad de restringir las terminales de apuestas deportivas en salas de juego, bingos, casinos y bares. 

“Cuando hablamos de adicciones, eso no es algo que afecta solo a la persona y ya está. Una adicción afecta a la persona, a su familia y a su entorno. Y cuando estamos hablando del tipo de sociedad que queremos ser hay hábitos que pueden llegar a ser nocivos y que atentan contra la propia salud pública”. Por ello López ha insistido en la necesidad de reconocer la ludopatía y otras adicciones derivadas del juego patológico como un problema de salud pública.

Con el fin de luchar contra los problemas derivados de la adicción al juego desde una edad temprana, Unidas Podemos propone además en esta PNL llevar a cabo actividades informativas en los centros educativos y trabajar conjuntamente con las entidades locales para ofrecer un ocio digno para los jóvenes.

López ha reconocido, durante su intervención, el importante trabajo llevado a cabo desde la vicepresidencia del Govern, competente en juego y encabezada por Juan Pedro Yllanes, con la moratoria de nuevas licencias y el redactado de un Decreto de ordenación del juego