El Parlament aprueba la iniciativa de Unidas Podemos que insta a garantizar una Ley Estatal Trans* que trabaje para erradicar todas las formas de discriminación

Esperança Sans ha defendido que el colectivo Trans* tiene unas necesidades específicas y se les debe reconocer el derecho a la identidad y a la autodeterminación del género y que se garanticen sus derechos dentro del ámbito sanitario, educativo y laboral

La formación agradece al Ministerio de Igualdad el trabajo que está realizando para avanzar en la protección de los derechos de las personas trans* y para hacer frente a la discriminación que sufren

El Parlament de las Illes Balears ha aprobado este miércoles una Proposición No de Ley (PNL) de Unidas Podemos por la que se insta al Gobierno del Estado a garantizar una ley estatal trans* que trabaje de forma efectiva para erradicar todas las formas de discriminación hacia las personas trans* en todos los ámbitos.

La portavoz adjunta y diputada del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Esperança Sans, ha explicado que “el colectivo Trans* tiene unas necesidades específicas, como la necesidad de que se les reconozca el derecho a la identidad y a la autodeterminación del género, así como a que se garanticen todos los derechos dentro del ámbito sanitario, educativo y laboral fundamentados en el principio de la despatologización”.

“Cómo todos sabéis, es un compromiso de este Gobierno de Coalición la aprobación de una ley integral trans*, y en este sentido ya se  está trabajando por parte del Ministerio de Igualdad. Ahora mismo ha constituida una Mesa Trans, que se ha constituido como un espacio de trabajo participativo para avanzar en la protección de los derechos de las personas trans y para hacer frente a la discriminación que sufren”, ha indicado la diputada en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament.

Sans, que ha impulsado esta iniciativa ha asegurado que “el colectivo trans* ha sido estigmatizado desde siempre y esto también es debido a que principalmente se ha tratado como un asunto clínico”. “Es más, hasta el año 2018 la Organización Mundial de la Salud consideraba que se trataba de una enfermedad mental. Y desgraciadamente muchos países así lo continúan considerando, como por ejemplo Hungría dónde han aprobado una ley que impide a las personas trans registrar oficialmente su cambio de sexo”, ha aseverado la diputada.

En este sentido, la portavoz ha querido apuntar que las personas Trans* “son personas que han sido discriminadas tanto en los ámbitos de la sanidad, la educación o el mercado laboral. Muchas veces han sufrido agresiones físicas, psicológicas o sexuales”. “Quiero hacer mención a las situaciones de acoso escolar y de agresiones hacia las personas *LGTBI, que hacen que cada año haya suicidios de adolescentes Trans*. Un hecho que nos tiene que hacer reflexionar como sociedad. O también, todas aquellas mujeres trans que el mercado laboral las expulsa y muchas acaban dentro de la prostitución”, ha señalado.

Cabe destacar que la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, supuso un avance en la consolidación de derechos de las personas transexuales mayores de edad, porque les permitía corregir la asignación registral de su sexo contradictoria con su identidad, sin tener que someterse a un procedimiento de reasignación genital y sin procedimiento judicial previo, pero Unidas Podemos considera que es insuficiente, y ha quedado recientemente afectada por la sentencia del Tribunal Constitucional de 18 de julio de 2019 que también reconoce a las personas transexuales menores de edad el derecho a ver reconocida legalmente su identidad de género.

Además, la formación considera que el conjunto de iniciativas parciales y fragmentarias no consiguen garantizar plenamente el derecho de toda persona al reconocimiento de su identidad de género y el derecho a ser tratado e identificado de acuerdo con esta identidad en los términos exigidos por el Consejo de Europa y por otras instancias internacionales.

“Dentro de las políticas, las personas Trans* han sido invisibilizadas de forma constante, a pesar de que en nuestro país se ha hecho algún avance como por ejemplo a que puedan cambiar su identidad de género al D.N.I”, ha indicado la diputada al tiempo que ha aseverado que “también en nuestra Comunidad Autónoma se han hecho avances como por ejemplo la Ley 8/2016, de 30 de mayo, para garantizar los derechos de lesbianas, gays, trans*, bisexuales e intersexuales y para erradicar la LGTBIfobia aprobada por este Parlamento”.

No obstante, ha apuntado, “estos reconocimientos no les ha facilitado la desaparición de la discriminación histórica a la que han sido y continúan siendo sometidas y se han demostrado por lo tanto, insuficientes todo y los avances en las políticas para dejar atrás esta estigmatización todavía queda mucho para hacer. Es de justicia que se reconozcan todos los derechos del colectivo trans*”, ha sentenciado.