Gloria Santiago aboga por fortalecer el sistema educativo con más inversión, más docentes y menos ratios

La Vicepresidenta del Parlament insta a afrontar la brecha digital existente en las aulas

La diputada defiende la labor del Govern a la hora de afrontar la pandemia y pide que las instrucciones sean “claras y con flexibilidad para cada realidad del centro educativo”

La Vicepresidenta primera del Parlament y diputada del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Gloria Santiago, ha explicado este martes que “nuestro sistema educativo responde perfectamente a las características de nuestro sistema productivo: economía especulativa basada en el ladrillo y el turismo, sistema de valores alentado políticamente en el pelotazo”, por ello, ha continuado “las islas Baleares han tenido por demasiado tiempo la mirada puesta en un sistema turístico que ya no trae beneficios a las personas trabajadoras”.

Durante la defensa de posiciones en el debate de la Proposición No de Ley (PNL) presentada por Unidas Podemos y sus socios, relativa al refuerzo del sistema educativo celebrado este martes, Santiago ha señalado que “con voluntad política es posible todo, casi todo, en el sistema educativo no ha habido nunca especial atención más que de interés partidista”. “Si hubiera habido voluntad política anterior a reforzar, garantizar y dignificar el sistema educativo de Baleares, estaríamos ante una sociedad del conocimiento y por tanto, una sociedad ampliamente preparada para afrontar una crisis económica y social porque dispondríamos de innovación y diversificación en sectores económicos diversos”, ha indicado.

Por ello, Santiago ha defendido la necesidad de “seguir apostando en la inversión para mejorar la calidad general y cualitativa del sistema educativo y el refuerzo de medidas de seguridad y salud”. “Seguimos alejados de la cifra que invierte la media de países europeos en educación pública: un 6% del PIB”, ha aseverado la diputada al tiempo que ha espetado que “si la educación siempre ha sido utilizada en campañas electorales y vestida de las mejores ropas en los programas electorales, hay que dar efectividad a las palabras con financiación”.

Hablamos de una reivindicación histórica que como socios de gobierno hemos repetido en prácticamente todas y cada una de nuestras intervenciones. Hacen falta colegios primero porque la población aumenta cada año, segundo porque los espacios educativos necesitan acomodarse a las exigencias de ratios, también de oferta pública para que el derecho fundamental a la educación pueda desplegar toda su eficacia y su esencia en favor del acceso fácil y de igualdad de oportunidades. Seamos un gobierno que construye escuelas públicas, no que las bloquea”.

Asimismo, la diputada ha reconocido que es necesaria la ampliación del personal docente. “Debemos hacer posible la reducción de ratios y en este sentido seremos críticos y firmes: se necesitan también ver hechos”. Ahora es más que evidente y necesario que las ratios sean bajas para evitar y frenar los contagios entre el alumnado”, ha reflexionado, al tiempo que ha recordado que “también es importante la ampliación de personal especializado”.

AFRONTAR LA BRECHA DIGITAL

Por otra parte, la diputada ha pedido “afrontar la brecha digital existente en las aulas de Baleares” y ha defendido “la creación de infraestructuras para el proceso de digitalización efectiva”.

La brecha digital es ya un problema que crea desigualdad. Si esto se convierte en un obstáculo insalvable hacia la educación, entonces la pandemia tendrá efectos secundarios más graves y mucho más duraderos de lo previsto”, ha señalado

En este sentido, ha defendido la labor de profesores y profesoras que “han tenido que adaptarse en tiempo récord a las plataformas y modalidades de enseñanza online: un nuevo paradigma cultural al que hay que facilitar la adaptación, porque el tiempo, cuando se trata de la educación de toda una generación, juega en nuestra contra”. Santiago, en este punto, ha querido remarcar que “a pesar del esfuerzo realizado, nos ha traído una realidad por la que no es sino el Estado, la Administración, quien debe ponerle solución a la situación: las posibilidades de acceder a la enseñanza online no son iguales en todas las casas”.

Así, ha aseverado que “cada día hay mayor conciencia de la relación que existe entre economía y educación, como factores claves para el desarrollo de un país” y por ello ha explicado que “una escuela pública fuerte es aquella que puede sostener fácilmente la protección y la formación de sus alumnos y alumnas”.

En este sentido, la diputada ha defendido que “este hecho requiere analizar y solventar con eficacia cuáles son las necesidades, las carencias y las fortalezas de nuestro sistema educativo. Anticiparnos”. “Ha sido imposible planear que nos íbamos a encontrar en una situación de epidemia mundial pero nos ha traído un nuevo orden de manejarnos con las instituciones y administraciones, la Era online ha tenido ahora su punto de mayor despliegue”, ha dicho.

Por ello, la diputada ha asegurado que “la intervención de las administraciones solventando estas desigualdades va a marcar la diferencia entre un país que se ha hundido definitivamente en una profunda crisis social, económica y educativa o un Estado que estuvo para proteger de toda desigualdades sus ciudadanos y ciudadanas y que reflexionó en adelante sobre el papel que tiene que ocupar su ayuda y protección de la población”.

GESTIÓN EFICAZ DEL GOVERN ANTE LA PANDEMIA

Finalmente, la diputada ha aseverado que “comparte el malestar que provoca la incertidumbre en las medidas que tiene que llevarse a cabo en las escuelas”. “La gestión eficaz de la pandemia en el sector educativo debería tener como principio fundamental: la claridad en la normativa, la buena organización por parte de la consellería y la comunicación fluida y constante entre centros educativos y administraciones”.  Por ello, ha añadido, “el profesorado está haciendo frente a mucha presión, a muchas incertidumbres, a una responsabilidad que no les corresponde en su función docente. Las instrucciones deben ser claras, y con flexibilidad para cada realidad del centro educativo”.