Gloria Santiago: “Baleares quiere una Educación pública con financiación digna”

Unidas Podemos da apoyo al Decreto Ley de medidas urgentes en educación para hacer frente a los efectos de la emergencia sanitaria pero destaca que debe financiarse mejor

La diputada resalta que a través del consenso “llegaremos más lejos y lo haremos de una forma más segura”

Unidas Podemos ha mostrado su apoyo al Decreto Ley 7/2020, de 8 de mayo, por el cual se establecen medidas urgentes en el ámbito de la educación para hacer frente a los efectos de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19 y que se ha votado este martes en el Parlament de les Illes Balears.

En este sentido, la vicepresidenta primera de la cámara y diputada de Unidas Podemos, Gloria Santiago, ha defendido que “Baleares quiere una Educación pública con una financiación digna que permita contar con escuelas suficientes como para mantener unas ratios bajas y así una mejor atención del profesorado a cada niño y cada niña”. “Es necesario un sistema educativo público y gratuito que garantice que nuestros niños y niñas van a contar con los mejores sistema de aprendizaje y las mejores herramientas para facilitar su desarrollo educativo”, ha añadido.

La diputada, además, ha declarado que es necesario contar “con presupuesto suficiente como para mantener sus plantillas de profesorado en una calidad laboral digna del trabajo que hacen de ayuda para el futuro de esta sociedad

En cuanto a los puntos concretos que se establecen en el Decreto Ley, Santiago ha defendido que “Baleares tiene que aprovechar este salto tecnológico obligatorio y consolidar todas las medidas que faciliten y acerquen la administración a las personas ya sea en el ámbito educativo o cualquier otro trámite administrativo”. “Garantizar el derecho fundamental a la educación reconocido en la Constitución a través de una modalidad educativa a distancia es esencial”, ha añadido al tiempo que ha apelado al consenso, ya que “a través de él llegaremos más lejos y lo haremos de una forma más segura”.

Santiago, que en su intervención ha indicado que “el curso que viene va a ser diferente”, ha señalado que habrá que “modificar los procesos de adscripción y admisión a través de los cuales se obtiene la plaza escolar” y habrá que “apartarlos a las circunstancias actuales para seguir las instrucciones de sanidad y evitar aglomeraciones que puedan poner en peligro la salud pública ante la amenaza de un posible rebrote del coronavirus después del verano”.

En relación a los procedimientos de selección de personal docente no universitario y los sistemas y procedimientos de provisión de plazas para este personal, la diputada ha defendido que estos se regulen y se adaptan, igual que “las relaciones entre empleados públicos docentes no universitarios con la administración”. 

ADAPTACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN

Por otra parte, la diputada ha defendido la necesidad de que “en estos momentos la administración debe adaptarse con rapidez y eficacia a las situaciones tan complejas y sobrevenidas que nos acontecen”. Por eso, ha dicho, “la agilización de los trámites y procedimientos administrativos que permitan una contratación más rápida y adquisición de materiales sanitarios con rapidez, son una buena noticia no solo sobre la gestión del Govern si no también por las situaciones complicadas que podrán aliviarse y beneficiarse de estas medidas”.

Santiago ha resaltado además que “el gobierno de este país está tomando las mejores decisiones de gestión de una crisis y le pese a quien le pese la realidad es que la derecha tuvo oportunidad de demostrar que podía hacer frente a una crisis económica y no supo, no supo gestionar la ultima crisis hasta llevarnos a la desgracia, al desahucio, al despido infame, a la diferenciación insultante de quienes estaban arriba y eran los protegidos y quienes estábamos abajo e íbamos a tener que pagar esa crisis”.

En este sentido, ha explicado como “la semana pasada sin ir más lejos el ministro Manuel Castells daba un ejemplo muy claro de cómo gestionar la crisis al anunciar un aumento del 22% en el presupuesto de becas universitarias para Grados y Máster”. Asimismo, ha continuado la diputada “el Ministerio de Universidades incrementa en 179 millones de euros la inversión en becas universitarias, unas becas que pasan a depender de un criterio de renta y necesidad económica y no de mérito académico en los Grados”.

Además, Santiago ha recordado que se aumenta el umbral 1 de personas beneficiarias hasta equipararlo al umbral de la pobreza, aumentando en más de 70.000 personas el número de estudiantes que pueden acceder a becas y se aumenta en 100 euros las cuantías por beca para alumnado de Grado y Máster.

Finalmente, la diputada por Eivissa ha indicado que otra de las medidas destacadas es que “se duplique el número de personas beneficiarias de beca completa, pasando de 89.376 a 175.945 en el caso de estudiantado de Grado y Máster y que se benefician directamente 252.274 estudiantes universitarios/as de Grado y Máster”.