Gloria Santiago, sobre la ley de la ciencia: “Pagamos una deuda histórica con la diversificación del modelo económico de las islas”

El Parlament de les Illes Balears aprueba este martes la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de las Illes Balears, con el voto a favor de la mayoría de los grupos parlamentarios de la Cámara, excepto la ultraderecha. Gloria Santiago, vicepresidenta del Parlament y diputada de Podemos, ha afirmado durante su intervención en el pleno que con la ley de la ciencia “pagamos una deuda histórica con la diversificación del modelo económico de las islas“.

En relación a la inversión, esta ley se compromete a dedicar un 2% del PIB en los presupuestos para el impulso de la ciencia, la tecnología y la innovación, para 2030. En ese sentido, Gloria Santiago ha lamentado que se tarde tanto en llegar a esa cantidad y ha explicado que “Pedro Sánchez y Feijóo coinciden en algo: España debe disponer cuanto antes del 2% del presupuesto para material de guerra. Disculpen, pero antes de que mis impuestos vayan a la guerra de poderosos contra pueblos prefiero que se dediquen para la investigación de la cura de enfermedades“.

Aquí, en Baleares, usted tiene una tarea, señor conseller“, ha dicho Gloria Santiago dirigiéndose a Miquel Company. “Cuando se negocien los presupuestos, la ciencia debe primar más que el turismo de excesos, que agota, literalmente, nuestras islas“, ha añadido.

A instancias de Unidas Podemos, la ley de la ciencia incluye la perspectiva generacional y de género. “La juventud es el período de lo posible, asegurar la presencia de la juventud en ella es apostar por el país, por el presente y por el futuro. Hoy, con esta ley, creamos un nuevo horizonte para la investigación novel“, ha explicado Santiago, quien ha añadido que “a Albert Einstein, con 26 años, le bastaron pocos meses para poner patas arriba la física de su tiempo. Pascal comenzó a trabajar en el cálculo de dispositivos y prototipos con solo 16 años. Esta ley va a garantizar que la juventud académica participe en todo el proceso de investigación e innovación, por eso se va a garantizar el equilibrio y el relevo generacional“.

Por otro lado, Santiago ha recordado que “solo el 20% de las investigadoras lideran las publicaciones pese a firmar casi el 50% de la producción científica. Los datos nos dicen que las mujeres cobran menos en la ciencia y tienen más dificultades para acceder a puestos de especial relevancia. Esta ley entiende lo que pasa y le pone solución“. En ese sentido, Santiago explica que “esta ley manda un mensaje muy claro a las niñas, las chicas, las señoras: en Baleares habrá futuro en la ciencia“.

Santiago ha explicado que “desde que Podemos empezó a señalar hace ya muchos años la necesidad de diversificar el modelo económico, se ha hablado largo y tendido de ello. La ley de la ciencia va a servir como cable conector al cambio de modelo productivo porque permitirá crear un ecosistema de innovación en ciencia y tecnología, basado en el comercio justo, en la economía circular, la bioeconomía y, sobre todo, la transición energética. Somos uno de los territorios con más horas de sol al año y con energía eólica suficiente. Seguir potenciando las energías renovables como lo está haciendo nuestra Consellería de Transición Energética y Sectores Productivos es primordial, porque supone la creación de puestos de trabajo estables y nos llevará a aumentar el grado de autosuficiencia, además de retener el talento científico y tecnológico de Baleares“.

En el turno de réplica, la diputada ha afirmado, para acabar, que “el 25% de la población de Baleares citan el modelo económico y su dependencia exclusiva del turismo como una de sus principales preocupaciones. Esta ley de ciencia es una llave de esperanza hacia otro modelo productivo más sostenible y es fundamental que tenga una financiación adecuada“.