Pablo Jiménez defiende la necesidad de diversificar el modelo productivo “si queremos que esta comunidad tenga una oportunidad en las siguientes generaciones”

Pablo Jiménez, diputado de Unidas Podemos en el Parlament, ha defendido este martes en el Pleno del Parlament la necesidad de diversificar el modelo productivo “si queremos que esta comunidad tenga una oportunidad en las siguientes generaciones. Y la pandemia nos ofrece esta oportunidad de repensar nuestro futuro en clave más social, más sostenible y más solidaria”. Además ha criticado que el Partido Popular vea la industria turística como única opción económica de Baleares dejando de lado otros sectores estratégicos que beneficiarían al conjunto de la ciudadanía con mejores puestos de trabajo y sin estacionalidad.

Jiménez ha defendido que para reequilibrar la aportación del turismo a la economía balear hay que valorar cuáles de sus sectores hay que revisar basándose en sus rendimientos económicos “para el conjunto de la población, no solo para los accionistas de las empresas o de los fondos de inversión que están detrás de las navieras. Habrá que ver también las condiciones sociales de sus empleados y las consecuencias ambientales de sus travesías“, ha explicado Jiménez, refiriéndose a los cruceros. Asimismo ha apuntado que “el 82% de los buques se concentran empresarialmente en torno a tres grandes conglomerados financieros que practican la elusión fiscal y por tanto la insolidaridad con los países que les sirven de punto de atraque“.

Hablando de empleo, el que se genera en los cruceros no es precisamente el más defendible. Entre 11 y 12 horas al día, 6 días a la semana, a veces los 7. Inexistencia de derechos laborales. Imposibilidad de acción sindical. Sin vacaciones. Sin bajas médicas. Sin seguros sociales” ha añadido Jiménez. El diputado de Unidas Podemos ha sido especialmente tajante al hablar de los perjuicios ambientales que conlleva el turismo de cruceros. “Los principales impactos ambientales de los cruceros son la contaminación de las aguas por los vertidos sin tratar parcial o totalmente, la contaminación atmosférica sobre todo de dióxido de carbono, dióxido de azufre y óxido de nitrógeno, así como la destrucción de biodiversidad“, ha asegurado Jiménez.

Además, ha apuntado que las mejoras ambientales que algunos buques han tenido que llevar a cabo por la regulación de determinadas áreas geográficas del mundo como el Báltico, Canadá o EEUU, son del todo insuficientes. Y que si bien la electrificación de los puertos puede ser una solución, ésta debe ser con energías renovables. “Entendemos que alcanzar los objetivos de disponer de renovables en Balears deben tener como prioridad satisfacer las necesidades básicas de su población y no los intereses de unas cuantas multinacionales“, ha señalado el diputado de Unidas Podemos.

Pablo Jiménez ha concluido afirmando que “la resiliencia humana se construye a través de estrategias de mitigación y de refuerzo de medidas opuestas al hecho perturbador. Y le aseguro que insistir en la política de cruceros y otras similares que van en contra de estas estrategias solo nos llevan a una baja capacidad de resiliencia y a un escenario donde el propio turismo se verá afectado muy seriamente“.