Podemos exige que los presupuestos autonómicos de 2023 contemplen la aplicación de la Ley Solo Sí es Sí

Este jueves se ha aprobado en el Congreso de los Diputados la Ley Solo Sí es Sí, impulsada por el Ministerio de Igualdad. La aprobación de esta ley es indispensable, según ha declarado la Secretaria de Feminismos y LGBTI de Podem Illes Balears, Lucía Muñoz, quien ha apuntado que “los datos publicados por el Ministerio del Interior en el Informe sobre Violencia contra la Mujer son muy preocupantes porque muestran que la tasa de victimizaciones por violencia sexual en Balears dobla la media estatal. En consecuencia, resulta vital que Balears, en el ámbito de sus competencias, aplique la Ley Solo Sí es Sí con urgencia”.

A colación de lo anterior, “ello implica que los próximos presupuestos autonómicos contemplen, por ejemplo, la obligatoriedad de la educación sexual o la atención integral de todas las víctimas de violencias sexuales”, ha señalado la también diputada de Unidas Podemos en el Congreso por Balears. Además, Muñoz ha lamentado “los intentos para obstaculizar la ley por parte del PP que han retrasado su aprobación, dejando durante semanas a las mujeres más desprotegidas frente a las violencias sexuales”. 

Tanto Lucía Muñoz como Antònia Jover, coordinadora autonómica y también diputada de Unidas Podemos en el Congreso por Balears, han celebrado este jueves la aprobación de la Ley Solo Sí es Sí. Jover ha destacado que “la aprobación de la ley de libertad sexual es un logro del movimiento feminista que salió a la calle a apoyar a la víctima de la Manada y dijo que aquello no fue un abuso sino una violación. Supone un cambio de paradigma en nuestro país al poner en el centro el consentimiento; no mostrar oposición no podrá ser una excusa para actuar en contra de la voluntad de la víctima”. 

Por último, la coordinadora autonómica de la formación morada de Balears ha explicado que la ley amplía las formas de violencia sexual contra las mujeres y las reconoce como violencia machista, algo “muy positivo no solo por el reconocimiento sino por los derechos que se despliegan para las víctimas, como el acompañamiento psicológico o la posibilidad de acceder a derechos económicos o sociales para su recuperación si es necesario”.