Podemos Palma presenta nueva ejecutiva y centra su primer debate político en el problema de la vivienda

Podemos Palma ha celebrado la primera asamblea del nuevo Consejo de Círculos –nueva estructura organizativa en los municipios-, que está formado por dos personas ‘enlace’ de cada círculo y por el Consejo de Coordinación Municipal, la nueva ejecutiva que tambié se ha presentado, y que está formada por el nuevo portavoz municipal, Jesús Jurado, y por los y las responsables de las cuatro secretarías municipales: Jordi Vilà (Organización y Finanzas), Aina Díaz (Formación, Participación y Círculos), Raquel Sebastián (Juventud, Feminismos y LGTBI) y Rodrigo de Miguel (Comunicación y Discurso).

Los primeros debates políticos de esta nueva asamblea se  han dado alrededor de los escenarios económicos post-Covid, del problema de la vivienda en Palma y de la adjudicación por parte de AENA para la ampliación del aeropuerto. En cuanto a este último tema, la formación la ha considerado “innecesaria antes y más aún ahora” y que es “abrir otra vez la puerta al modelo de monocultivo y saturación turística”. Además, ha considerado muy grave que se pueda hacer “sin tener el proyecto de ampliación aprobado y sin declaración de impacto ambiental emitida”. En este sentido, el nuevo portavoz ha expresado que “lo que necesitamos del Estado no es esto, sino recursos para diversificar nuestro modelo productivo, mejorar nuestros servicios públicos y cuidar de nuestro territorio, que tanto ha sufrido precisamente por este modelo depredador”.

Respecto al tema de la vivienda en Palma, Jurado ha asegurado que “la vivienda tiene que ser considerada un derecho, no un bien con el que se pueda especular”, y que la solución al problema del acceso a la vivienda en el municipio pasa por “poner en el mercado muchos pisos de bancos y fondos ‘buitre’ que están vacíos, y no por dar más ‘pelotazos’ en la construcción”, haciendo referencia al necesario cumplimiento de la Ley de Vivienda, aprobada la legislatura pasada en el Parlamento balear y que se tiene que desarrollar dentro de esta. Aquí el portavoz y toda la asamblea hizo un llamamiento a que se acelere el despliegue y el reglamento que necesita la ley para ser efectiva realmente para la ciudadanía.

Desde la formación también se ha criticado que la única propuesta por parte de las patronales hasta el momento haya sido la de «hacer nuevos pisos de protección que implican recalificar terrenos rústicos», y también que desde la Conselleria de Mobilitat i Habitatge “parece que no se esté trabajando suficiente para que los grandes tenedores de viviendas cedan pisos vacíos para sacarlos al mercado a precios asequibles para la mayoría de la gente hoy en día, cuando los jóvenes tienen que compartir sí o sí porque de otra forma no pueden pagar o cuando muchas familias ni siquiera pueden tener hogar”. En este sentido, Jurado ha advertido que “no contarán con Podemos para recalificar suelo rústico para poder construir más” y que “no se puede volver a la cultura del ‘pelotazo’ urbanístico, que fue una causa muy importante de la anterior crisis económica, que todavía sufrimos”.

Por último, se ha recordado que en el acuerdo de gobernabilidad para el Ajuntament de Palma se definió la construcción de 1.500 viviendas de protección oficial, además de otras medidas como, por ejemplo, actuar sobre los precios del alquiler para fijar límites en los barrios de Palma en los que está declarada la emergencia habitacional o que se consideraban ‘zonas tensionadas’. Además de esta medida, se ha incidido en que el acuerdo también incluía medidas muy necesarias para asegurar el derecho a una vivienda digna en el municipio, como establecer porcentajes mínimos de vivienda de alquiler asequible en edificios nuevos, potenciar las ayudas a la rehabilitación de edificios, impulsar la constitución de cooperativas de vivienda y lograr que el proyecto de Son Busquets dé respuesta a las necesidades de la ciudadanía de Palma.