Unidas Podemos aboga por garantizar el bienestar de las personas sobre los intereses de los grandes grupos empresariales

Unidas Podemos aboga por garantizar el bienestar de las personas sobre los intereses de los grandes grupos empresariales. Así lo ha manifestado este martes en sede parlamentaria el diputado de la formación, Pablo Jiménez, quien ha manifestado el rechazo de Unidas Podemos a agilizar los trámites administrativos de determinados sectores a costa de reducir la capacidad reguladora del estado. “Hacer más laxa la norma puede significar una incidencia mayor en el incumplimiento de lo establecido legalmente”, ha especificado.

No podemos seguir pagando con dinero público y endeudamiento la recuperación de los grandes grupos empresariales, porque […] muchos de los que ahora piden ayuda reclamarán rápidamente recortes sociales”, ha dicho Jiménez.

En este sentido, el diputado ha defendido la necesidad de diversificar el modelo económico en las islas para evitar apostarlo todo al sector turístico tal y como se hizo en la crisis de 2008. “Nadie discute la importancia del sector turístico en las Baleares, pero sí su carácter exclusivo” ha asegurado Jiménez, quien ha añadido que “diversificar es una necesidad para poder afrontar con más garantías los retos que vienen en forma de crisis climática, crisis sociales y crisis sanitarias”.

Unidas Podemos defiende en este sentido que los cambios sean más de fondo, estructurales, para disponer de múltiples respuestas ante nuevos desafíos o futuras crisis. “En un momento de dudas ante el futuro es importante plantearse las preguntas oportunas para dar respuesta a los problemas sociales acuciantes que nos abruman, tales como el crecimiento del paro o el acceso a la vivienda”, ha manifestado Jiménez.

En este sentido ha explicado que “hay que trabajar en diferentes sectores que tienen más relación con el territorio, con la cercanía de la producción, con la seguridad de la permanencia de los beneficios en las islas, con una administración proveedora de servicios públicos de gran capacidad decisoria y resolutiva, que no esté condicionada por los lobbies empresariales”. “Es la hora de iniciar una transición ecosocial hacia un mundo más equitativo y sostenible”, ha concluido.