Unidas Podemos considera positivo el fondo extraordinario de 16.000 millones pero cree que es insuficiente

Antònia Martín remarca que “que Baleares haga las cosas bien no puede restar” y reclama “valentía” al Govern a la hora de afrontar la crisis económico-social

La formación reclama que los recursos públicos deben ir destinados a los autónomos, pymes y otras empresas que lo necesitan para garantizar los puestos de trabajo

Unidas Podemos valora de forma positiva el hecho que se haya habilitado un fondo extraordinario de 16.000 millones de euros para las Comunidades Autónomas pero considera que es insuficiente puesto que somos una de las regiones más golpeadas por esta crisis sanitaria.

En este sentido lo ha expresado la diputada de la formación, Antònia Martín, durante la comparecencia de la Consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, para informar sobre la situación de los presupuestos generales de la comunidad autónoma de las Islas Baleares para 2020 en la nueva situación de crisis derivada de la pandemia de la COVID-19.

Martín ha indicado que esta medida “es positiva para nuestro país y además la adopta un Gobierno de izquierdas. A las derechas no las hemos visto nunca echar una mano. Ellas solo piensan en recortes. Si bien este fondo es positivo, la justicia no es tratar a todo el mundo igual, sino distribuir en función de las necesidades”. Por eso, ha continuado, “desde Unidas Podemos consideramos que la financiación que se ha determinado para nuestras Islas es insuficiente puesto que nuestra Comunidad Autónoma es una de las más golpeadas por la crisis de la COVID-19 por el grave golpe al sector turístico y es innegable que se necesitan más recursos por parte del Estado”.

La diputada, en este sentido, ha incidido en que además y en base al criterio sanitario utilizado, “no es justo que se penalice a nuestra Comunidad Autónoma por haber dispuesto de más profesionales sanitarios y centros públicos para atender a los pacientes. Hacer las cosas bien no puede restar. Sería como si a un alumno le rebajasen la nota porque hay otros que no han hecho los deberes”.

“Por este motivo seremos reivindicativos con el Gobierno central. Nuestras Islas han aportado mucho y ahora que vienen malos tiempos con datos presumiblemente malos y hemos invertido más que el resto de Comunidades Autónomas para ayudar en la población, tenemos que recibir lo que nos corresponde”, ha añadido.

REACTIVAR LA ECONOMÍA Y ESCUDO SOCIAL

Martín ha defendido que no tiene “ninguna duda” de que Baleares saldrá de la crisis sanitaria, económica y social provocada por la COVID-19 pero cree que es urgente pensar “cómo reactivar la actividad económica al tiempo que protegemos a las personas”. “Es hora de ser reivindicativos desde las Illes”, ha añadido al tiempo que ha espetado que la Comunidad Autónoma por sí sola no podrá hacer frente a todos los gastos sobrevenidos” y que “harán falta las sinergias con los municipios, los consells insulares, el Gobierno estatal y con Europa”.

Por este motivo, la diputada ha recalcado la necesidad de que “los superávits de los municipios se tienen que liberar para atender a quién más lo necesita” y que “nos hace falta el REIB y un nuevo modelo de financiación autonómica”. “Vivimos una situación muy complicada con una crisis que ya está aquí pero el momento es ahora. No nos podemos quedar igual que antes ni hacer lo mismo de siempre”, ha dicho Martín, quien ha remarcado que “no estamos de acuerdo con cuadrar las cuentas a toda costa, dejando de dar los servicios que necesitan nuestras islas con urgencia. Y no estamos de acuerdo, no solo por la injusticia que genera sino, sino porque las recetas de la austeridad se han demostrado completamente fallidas para reactivar la actividad económica”.

Para Martín el objetivo debe ser “evitar que aumenten las desigualdades y se genere más pobreza, dejando atrás a la gente tal y como pasó en la crisis del 2008”. “Tenemos que salir de la crisis con una justicia social fortalecida. No tenemos que olvidar que estamos en una situación de emergencia climática, que vivimos en un territorio frágil y que el cuidado del territorio y las personas tienen que servir de base de una nueva economía. Es necesario un nuevo modelo de sociedad más horizontal y caracterizada por la cogobernanza de los actores sociales”.

“Allí donde Unidas Podemos está tenemos muy claro que persistiremos en que la gente tenga una vida digna. Aquí ya apoyamos la Renta Social Garantizada y de aquí pocas semanas el Gobierno estatal del cual formamos parte pondrá en marcha la Renta Mínima Vital. Además, en marzo del año pasado presentamos en el Congreso de los diputados la Proposición de Ley sobre garantía de suficiencia de ingresos”, ha insistido la diputada.

Martín, en este punto, ha apuntado que lo esencial es “proteger la vida de las personas”. “En Unidas Podemos lo tenemos claro y en el Govern balear también. No se nos ocurre pedir al Ministerio de Sanidad pasar a la fase 1 sin cumplir los requisitos ni con documentos sin firma, todo por correr y para que un par hagan negocio a expensas de la salud de la gente”, ha añadido.

LO PÚBLICO, PARA PROTEGER EL TRABAJO

Por otra parte, y en referencia a los servicios públicos, Martín ha defendido que estos “nos están protegiendo de los efectos de la pandemia” y que deben ir destinados a los autónomos, pymes y otras empresas que lo necesitan para garantizar los puestos de trabajo.

¿Se imaginan qué hubiera pasado sin un sistema sanitario público o si el criterio para ingresar en un hospital hubiera sido los dígitos de su cuenta corriente?” se ha cuestionado la diputada al tiempo que ha preguntado qué hubiese pasado en este país “si los pacientes que han ingresado en la UCI hubieran tenido que demostrar previamente que podían pagar por cada suero, por cada fármaco o por cada sábana limpia”.

Por eso, ha continuado “ahora más que nunca tenemos que destacar la importancia del sector público. La relevancia de una acción valiente y decidida y de un liderazgo que permita avanzar en dos líneas esenciales como son la de redistribuir la riqueza existente y la de multiplicar el potencial productivo para compensar las pérdidas existentes”.

Martín ha dejado claro que “avanzar en estas líneas, además, nos da la oportunidad de reformular un modelo económico que durante demasiados años ha maltratado el territorio y las personas que lo habitan y así transitar hacia formas de producción más sostenibles medioambientalmente y humana. Y es que estas reclamaciones no son sólo una justa reivindicación social sino que constituyen el cimiento de políticas económicas redistributivas y de impulso al consumo necesarias para evitar complicaciones en el funcionamiento normal de la economía”.

La diputada ha incidido en que “desde Unidas Podemos somos coherentes y damos apoyo a las medidas fiscales y económicas que se han tomado en las Illes Balears como la línea de financiación a autónomos o a las Pequeñas y Medianas empresas, cuyas actividades se haya visto afectada por la pandemia de la COVID-19 por un importe de 100 millones de euros”.

Es importante resaltar que en ningún caso se tiene que ayudar a empresas que no ayudan al sustento de los servicios públicos”, ha dicho Martín mientras recordaba que “la semana pasada se aprobó un nuevo tramo de ayudas y avales ICO por 20.000 millones de euros de los que más de la mitad irán destinados a pymes y autónomos”. “Hay que destacar que se ha incluido que aquellos que son del mercado alternativo bursátil tienen que tener sede social en España, el que evita que se puedan beneficiar empresas con paraísos fiscales. Solo faltaría ayudar a quién defrauda a sus conciudadanos”, ha apuntado la diputada.

REFORMULAR EL MODELO

Martín, además, ha insistido en que “es el momento de reformular un modelo económico que durante demasiados años ha maltratado el territorio y las personas que lo habitan y transitar hacia formas de producción más sostenibles tal como reclaman varios colectivos sociales y constituye el cimiento de las políticas económicas redistributivas y de impulso al consumo que defendemos”.

En este sentido, y ante la previsible reducción drástica de las ventas de la mayoría de productores, la diputada ha puesto el énfasis en el hecho de que “hace falta que el sector público ayude a compensar la caída del consumo familiar con consumo público y facilitando liquidez a las empresas. Es el que hemos hecho, por ejemplo, con la línea de ayudas a la producción de leche en Menorca”.

Si queremos potenciar la economía lo que tenemos que hacer es crear tanta ocupación como nos sea posible y, ahora más que nunca, frenar la destrucción de ocupación y proteger a los más vulnerables del tejido productivo y desde el diálogo social”, ha añadido.