Unidas Podemos pide al Gobierno que cumpla con los Acuerdos de París en cuanto a la lucha contra el cambio climático

La formación registra una iniciativa en la que pide al Ejecutivo que asegure la supresión de las disposiciones del Tratado sobre la Carta de Energía que protegen las inversiones en combustibles fósiles y que sean retiradas del Tratado

Pablo Jiménez señala que se debe “eliminar el blindaje de las inversiones de las multinacionales” y recuerda que “el tratado protege inversiones en energías fósiles incompatibles con los compromisos adquiridos con la firma del Acuerdo de París por parte de España y la UE”

Unidas Podemos ha pedido este viernes al Gobierno del Estado que denuncie ante la Comisión Europea y el Consejo de Europa la indefensión de los Estados ante las controversias planteadas por los inversores al amparo del Tratado sobre la Carta de Energía, puesto que este acuerdo puede poner en peligro nuestro futuro climático y reducir, con el pago de las indemnizaciones, el presupuesto necesario para afrontar las consecuencias sociales derivadas de la pandemia.

El Tratado sobre la Carta de Energía nace de la Carta Europea de la Energía, aprobada en la Conferencia de La Haya el 17 de diciembre de 1991, y es un tratado multilateral de inversiones en el sector energético ratificado por cincuenta y tres países de Europa, Asia Central, Australia y Japón y tiene por objeto principal blindar las inversiones, en este caso, de los grandes grupos energéticos y financieros globales, aunque también trata de asegurar que Europa Occidental tenga acceso permanente a combustibles fósiles, así como de crear un mercado europeo de energía.

En este sentido, el diputado de la formación e impulsor de la iniciativa, Pablo Jiménez, ha asegurado que “no tenemos que olvidar que este Tratado procede de un contexto y un planteamiento energético de hace tres décadas y es totalmente ajeno al contexto actual de lucha contra el cambio climático”.El Tratado protege inversiones en energías fósiles incompatibles con los compromisos adquiridos con la firma del Acuerdo de París por parte de España y la UE que implica limitar el aumento de temperatura en 1,5 °C a finales de siglo. Este tratado requiere cuestionar y revertir medidas imprescindibles para la transición energética: abandono de fuentes fósiles, impulso de renovables y eficiencia energética, medidas dirigidas a acabar con la pobreza energética o control público de la producción energética, entre otras”, ha añadido.

Así, mediante esta Proposición No de Ley (PNL), la formación ha instado al Gobierno de España a asegurar la supresión de las disposiciones del Tratado sobre la Carta de Energía que protejan las inversiones en combustibles fósiles y que sean retiradas del Tratado. Así como el sistema de solución de controversias entre inversores y Estados, la cláusula ISDS.

“Tampoco tenemos que olvidar que este tratado, como gran parte otros TCI, contiene cláusulas ISDS, un mecanismo de solución de diferencias entre inversores y Estados, lo cual significa que las demandas de los inversores ante lo que puedan considerar lesivo para sus intereses se efectúan ante tribunales de arbitraje internacionales privados, siendo sus fallos inapelables.  Los estados, en cambio, no pueden denunciar a las multinacionales bajo este tratado. Es decir que lo que ocurre es un caso flagrante de pérdida de soberanía y sumisión de los intereses públicos de la ciudadanía a los intereses de inversores privados”, ha dicho.

Jiménez, asimismo, ha insistido en que “si no se consigue este objetivo”, con esta iniciativa se pide al Parlament que inste al Gobierno de España a denunciar el TCE para retirarse y no ver limitada su capacidad de acción política respecto al cambio de modelo energético que exige el cambio climático y para proteger su capacidad presupuestaria y los intereses públicos frente a los intereses de inversores privados.