Unidas Podemos pide al Govern que vigile que no se cobre el ‘suplemento COVID’ en los establecimientos de Baleares

La formación recuerda que el recargo podría ser considerado como ‘abusivo’ según el Ministerio de Consumo y es ‘ilegal’ según FACUA

Alejandro López insta al Ejecutivo balear a actuar si se producen este tipo de situaciones, ya que el perjudicado es el consumidor al tratarse de un servicio no opcional

Unidas Podemos pide al Govern que vigile que no se cobre el llamado ‘suplemento Covid’ en los establecimientos de Baleares por los que se añade un recargo al consumidor y le insta a actuar si detectara que se producen estos cobros.

En este sentido, el secretario de Organización de Podemos Illes Balears y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario, Alejandro López, ha indicado que “este recargo no tiene sentido que sea asumido por el consumidor, ya que los establecimientos lo que hacen al final es cumplir las normas dictadas por el Gobierno”.

Pedimos que el Govern esté atento para evitar que se realicen estos recargos y que se si se produjeran, pusiera en marcha las acciones necesarias para revertir la situación. No puede ser que el consumidor, que ya está haciendo un gran esfuerzo en esta crisis, siga asumiendo costes que no le competen, ya que no tiene capacidad de aceptación o rechazo de las medidas que han sido impuestas por el Ejecutivo central y que han sido adoptadas por el bien de todos y todas”, ha dicho al tiempo que ha recordado que “es importante además recordar que las empresas por primera vez en la historia han recibido ayudas directas. Recordemos que ha habido ayudas a PyMES y se han tramitado ERTEs para ayudarlas“.

Cabe señalar que las actividades de higiene, desinfección, prevención o acondicionamiento de los establecimientos o locales no son servicios accesorios opcionales sobre los que el consumidor o usuario tenga capacidad de aceptación o rechazo. Además, Podemos quiere recordar que FACUA ya ha declarado este suplemento como “ilegal”.

Por otra parte, cabe destacar que el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 (RD-ley 21/2020) insta a las administraciones competentes a “asegurar el cumplimiento por los titulares de los establecimientos comerciales de venta minorista o mayorista de cualquier clase de artículos de las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento que aquellas determinen” hasta que se declare la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, por lo que se trata de hacer cumplir una normativa, y no por ello debe suponer un recargo extra al consumidor.