Unidas Podemos pide la liberación inmediata de Paul Rusesabagina

La formación registra una iniciativa por la que pide al Gobierno de Ruanda a avanzar en la democratización del país, garantizando el pleno respecto a los derechos humanos y el pluralismo político

Cristina Mayor señala que “hay una falta de transparencia clara en este caso, y queremos denunciarlo junto con la vulneración de Derechos Humanos”

El Grupo Parlamentario Unidas Podemos ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) en el Parlament por la que denuncia y condena el acoso a los opositores políticos ruandeses (como Victoire Ingabire, Diane Rwigara, Bernard Ntaganda o Déogratias Mushayidi), y las desapariciones y asesinatos de muchos de ellos, así como la de cualquier otra persona que sufra persecución para expresar ideas críticas frente a la política del actual gobierno ruandés, y reclama una investigación independiente sobre tales hechos

Además, la formación insta a la República de Ruanda a poner en libertad inmediatamente a Paul Rusesabagina, en atención a su delicado estado de salud, y a permitir su retorno a los Estados Unidos de América.

La diputada Cristina Mayor, impulsora de la iniciativa que cuenta con el apoyo de los socios de gobierno, ha señalado que con esta PNL “damos voz en las instituciones a la Sociedad Civil como la Fundación S’Olivar que denuncia que Paul ha sido secuestrado ilegalmente y pedimos su liberación inmediata a causa del empeoramiento de su estado de salud”.  “Hay una falta de transparencia clara en este caso, y queremos denunciarlo junto con la vulneración de Derechos Humanos. Desde Unidas Podemos nos sumamos a la condena sobre el acoso a los opositores políticos y ponemos de manifiesto la falta de pluralismo político”.

Con esta PNL, Unidas Podemos insta al Gobierno de Ruanda a avanzar en la democratización del país, garantizando el pleno respecto a los derechos humanos y el pluralismo político.

Asimismo, la iniciativa expresa el apoyo del Parlament a todas aquellas entidades y personas que promueven iniciativas internacionales de diálogo, como el Diálogo Intra Ruandés (DECIR), con el fin de establecer las bases que tendrían que permitir una transición pacífica en la democracia en Ruanda después de más de dos décadas de conflictos bélicos y violencias directas, estructurales y culturales de gran intensidad, especialmente el Diálogo iniciado en Mallorca por la Fundación S’Olivar y la Asociación de Derechos Humanos de Mallorca, financiado principalmente por el Fons Mallorquí de Solidaritat i Cooperació y que se ha extendido por casi una decena de países.