Unidas Podemos reclama la creación de la Agencia de Salud Pública de las Islas Baleares

La formación destaca en una iniciativa que el organismo debe ser autónomo y capaz de ofrecer respuestas a los retos actuales y futuros de la Salud Pública

Antònia Martín ha destacado que “el objetivo de la creación de esta Agencia Pública es disponer de un organismo con profesionales altamente cualificados en relación a la vigilancia y prevención de los problemas de la salud”

Unidas Podemos ha reclamado este miércoles la creación de la Agencia de Salud Pública de las Islas Baleares, como organismo público autónomo capaz de ofrecer respuestas a los retos actuales y futuros de la Salud Pública.

A través de una Proposición No de Ley (PNL) firmada junto con los socios del Pacte, Unidas Podemos ha mostrado el apoyo para que el Parlament solicite al Govern a potenciar, a través de la Agencia de Salud Pública de las Islas Baleares la vigilancia, la prevención, la promoción y el control de las políticas de Salud Pública.

La diputada de Unidas Podemos, Antònia Martín, ha destacado durante la Comisión de Salud celebrada en el Parlament que “el profesional sanitario viene desarrollando una gran labor” y, por ello “hace falta fortalecer y mejorar los recursos públicos para atender  los efectos de la Pandemia”.

 “El objetivo de la creación de esta Agencia Pública es disponer de un organismo con profesionales altamente cualificados en relación a la vigilancia y prevención de los problemas de la salud”, ha dicho. Asimismo, ha defendido que “es importante disponer de un comité de alertas sanitarias para elaborar informes y estudios adecuados para tomar las mejores decisiones para proteger la salud de la población”.

Con esta iniciativa, el Parlament da el mandato al Ejecutivo de prever en el seno de  la Agencia de Salud Pública de las Islas Baleares, la creación de  un comité de alertas sanitarias encargado de vigilar, analizar y tomar decisiones anticipadas que serán de apoyo a la presidenta y en el Gobierno de las Islas Baleares para conocer en todo momento el estado de la situación y la evolución de una crisis de salud pública y de este manera proteger en la población.