Unidas Podemos trabaja para impulsar la primera ley de lengua de signos de Baleares

Gloria Santiago, diputada de Unidas Podemos y vicepresidenta del Parlament, ha avanzado hoy que “desde Unidas Podemos se está trabajando para impulsar la primera Ley de Lengua de signos balear” y ha recalcado que ya se ha preguntado cómo va a asumir la oficina de derechos lingüísticos la lengua de signos. “Estamoscomprometidas con la equidad, la justicia social y la igualdad de oportunidades, es prácticamente nuestra hoja de ruta, la esencia del programa electoral de Unidas Podemos. Y comunicamos aquí que venimos algunos meses trabajando con la federación de personas sordas para poder presentar en breve una propuesta para los grupos parlamentarios de esta cámara”, ha recalcado Santiago.

Este ha sido un anuncio que la diputada y vicepresidenta del Parlament ha hecho durante la comparecencia en el Pleno de Parlament del conseller de Educación y Formación Profesional, Martí March, donde ha afirmado que desde Unidas Podemos se continuarán presentando propuestas a la futura ley de educación con el fin de mejorarla. Concretamente, Santiago se ha referido a la inclusión de la alfabetización mediática ya “es importante que los estudiantes sepan distinguir la verdad de la mentira, que pregunten los porqués. Nos jugamos mucho ante partidos y medios de comunicación que siembran la confusión. No estamos hablando de una simple polarización política, es la ruptura de un país”.

Asimismo, Santiago ha aprovechado la comparecencia del conseller March para hablar del problema de vivienda con el que se encuentran los y las docentes en Ibiza. “En Ibiza los problemas persisten, la fidelización de los profesores y profesoras es de extrema importancia para que puedan hacer carrera profesional allí, necesitamos que se queden. Que progresen allí. Y desde aquí también transmitimos un mensaje a la Conselleria d’Habitatge porque el problema fundamental es el precio de la vivienda. Accedan a regular los precios del alquiler. Sean cabezones con Pedro Sánchez porque Ibiza necesita gente con casa”.